A la hora de manejar, debemos tener siempre cuidado y resguardo, ser precavidos, mantener una buena atención para evitar accidentes imprevistos. La seguridad es lo más importante a tener en cuenta antes de subirnos a un vehículo, y para eso tenemos que saber que hay que cosas que es mejor evitar hacer dentro del auto para no generar distracciones.

Distracciones al momento de conducir

Vamos a describir algunos hábitos que debemos evitar cuando estamos al volante, y si te encuentras con que tienes alguno de ellos, es momento de empezar a cambiar:

  • No utilizar cinturón de seguridad: esta es una conducta realmente peligrosa a la hora de manejar y es un hábito en una buena parte de los argentinos Aparecen excusas como que la distancia es corta, o que no hace falta, pero siempre es necesario utilizar cinturón, es lo que hará la diferencia para salvar tu vida.
  • Cambiar la radio o interactuar con el gps: los autos de hoy en día tienen cada vez más dispositivos tecnológicos incorporados que nos hacen la vida más sencilla, pero cuando arrancas el motor, debes tener siempre las dos manos al volante y no estar mirando hacía la pantalla ni cambiando la radio. Puedes elegir la música que quieres escuchar o introducir la dirección a la que te diriges, siempre antes de arrancar el auto.
  • Utilizar el celular: los teléfonos celulares hoy en día son una parte más de nuestro cuerpo, y es cierto que cuando pasa mucho tiempo sin que lo revisemos empezamos a sentir ansiedad, pero a la hora de manejar no puedes estar utilizando el móvil. Tomate este momento frente al volante como un rato del día libre de pantallas celulares.
  • Comer en el coche: este si que es un mal hábito, peligroso al estar al volante pero también un mal hábito alimenticio. Tomate tu tiempo para la comida, frena en algún lugar, baja del auto y disfruta del almuerzo o la cena. Comer en el carro no sólo es un enchastre, sino que además te distrae y puede generar accidentes.

Ten en cuenta estos malos hábitos para evitarlos y mantenerte seguro cuando estás al volante.

Lectura recomendada: Conducir descalzo, ¿es aconsejable?