5.0 de 1 votos | Puntaje Máximo: 5

Todos disfrutamos de una buena lluvia de vez en cuando, pero ¿sabías de los daños que la lluvia provoca en tu coche?

Quizás la idea pueda parecernos sorprendente, teniendo en cuenta que lavamos nuestro carro con agua y no pasa nada, es decir pareciera natural pensar que el agua es inofensiva. Pero la realidad es que, a la larga, la lluvia puede ser muy dañina en diversos aspectos.

Es mejor ser precavido y conocer cuáles son los potenciales riesgos que la lluvia puede ocasionar en nuestro vehículo:

  • Cuando llueve nos parece una buena idea estacionar nuestro carro bajo la guarida de árboles, pero esto es muy peligroso debido a que además de la posibilidad de que la altura del árbol atraiga descargas eléctricas, también es muy probable que caigan ramas y hojas sobre tu auto que puedan rayar el toldo y los cristales.

  • Circular por calles muy inundadas o pasar por charcos profundos es perjudicial para el coche porque puede alcanzar al cableado produciendo severos daños. Esto es aún peor si transitamos por calles no pavimentadas, en donde el barro se amontona y se acumula en los rincones bajos del coche.

  • También hay que tener en cuenta que, si dejas el carro a la intemperie muy seguido, es muy posible que se arruinen por corrosión las partes metálicas.

  • Otro peligro poco difundido tiene que ver con la humedad que puede ingresar en el carro en los días lluviosos. Si bien podemos pensar que al estar todo cerrado estamos a salvo de esto, lo cierto es que la humedad la llevamos en el cuerpo y en la ropa y poco a poco invadirá el interior del coche, además de que puede ingresar por los tubos de ventilación. La humedad acumulada puede dañar el tapizado, plásticos y pieles aumentando el desgaste de los componentes del interior.

Toda esta información sobre los daños que la lluvia provoca en tu coche está lejos de tener la intención de asustarnos o mantenernos encerrados los días lluviosos. Es importante conocer cuáles son los efectos que se pueden generar en el vehículo para estar preparado para las lluvias y llevar adelante necesarias tareas de mantenimiento.