Seguramente, si manejaste en momentos de mucho calor durante trechos muy largos, has sentido la tentación de quitarte el calzado para manejar de forma más confortable. Si te surgió la duda sobre si conducir descalzo es aconsejable, vamos a resolverla rápidamente.

¿Es ilegal conducir sin calzado?

En términos legales, la ley de tránsito de México no establece ningún tipo de restricción a la hora de conducir. Es decir, no pueden ponerte una multa por conducir descalzo, lo que no significa que sea aconsejable. Hay algunos países o regiones que si consideran peligroso manejar sin calzado y lo penan en sus leyes. Este no es el caso de nuestro país, lo que no garantiza que podamos hacerlo.

¿Es seguro conducir sin calzado?

Los accidentes de tránsito tienen más probabilidad de ocurrir si estamos manejando sin calzado. Esto se debe a que perdemos superficie de apoyo y sensibilidad en los pedales, provocando que podamos no pisar el freno correctamente. En situaciones de apuro, esto puede ser crucial y ocasionarnos problemas más graves que la incomodidad de un calzado. La utilidad de usar calzado para manejar está comprobada, la superficie es más plana y más homogénea. Además, manejar descalzo puede generar lesiones y malestares en los pies, pues no están preparados para eso.

Si tenemos que contestar al interrogante: conducir descalzo ¿es aconsejable?, diríamos que no, no lo es. Es poco seguro y compromete nuestra seguridad. Es importante estar cómodo a la hora de manejar, pero siempre que esto no comprometa nuestra estabilidad en la carretera.

Por más que no haya leyes que lo multen, es mejor dejarse el calzado puesto a la hora de manejar. Puede que el calor sea agobiante, pero lo es mucho más la posibilidad de generar un accidente por no poder frenar correctamente de ser necesario. Aprender a ser precavido cuando estamos en el volante es una gran virtud para los conductores y nos permite asegurarnos ante cualquier situación. Antes de quitarte el calzado para manejar, pon en una balanza si pesa más la comodidad en el momento o la seguridad a largo plazo.