5.0 de 1 votos | Puntaje Máximo: 5

Cuando sucede un siniestro es importante comenzar la tramitación lo más rápido posible para que puedas obtener la indemnización de tu seguro si es que así corresponde. Más aún, si necesitas solicitar asistencia legal o médica en el momento de los hechos, recuerda comunicarte inmediatamente con tu aseguradora. Para esto las empresas de seguros suelen tener un número gratuito al que puedes acceder desde cualquier lugar.

¿Cómo se tramita un siniestro?

Cómo se tramita un siniestro es una pregunta frecuente que puede ser contestada en unos simples pasos.

  • Reduce los daños

A la hora de sufrir un siniestro, lo primero que debes tener en cuenta es no generar un aumento de los daños. Por ejemplo, tener cuidado de mover el coche si es posible para evitar más accidentes.

  • Comunicar el siniestro

Una vez que la situación está más estable, urge dar parte a la aseguradora para informar de la manera más completa con todos los detalles posibles sobre los hechos sucedidos. De esta forma, la compañía puede darte instrucciones sobre qué debes hacer, además pueden proveerte de forma inmediata de asistencia legal y médica si así lo requieres. Recuerda que este paso tiene una gran importancia, porque la ley de Contrato de Seguros de México en su artículo 66 establece que la demora en dar aviso a la aseguradora no puede ser de más de cinco días.

  • ¿Hay terceros involucrados?

Si en el siniestro hay otras personas afectadas a las qué nuestro seguro puede cubrir los daños, es nuestra obligación informarles de la existencia de nuestra póliza y brindarle los datos necesarios. En caso contrario, si el siniestro se produjo por causa de una tercera persona, consulta sobre su seguro y exigele sus datos personales y los datos de su compañía de seguros. Cuando nos comuniquemos con nuestra aseguradora debemos informar de este hecho.

  • Se abre expediente

En cuanto la aseguradora recibe toda la información debe abrir un expediente con tu causa. Si nuestro seguro cubre los daños, la compañía se hará cargo de restituirlos o de indemnizar por los mismos. De lo contrario, la aseguradora puede rechazarlo.

Si sufriste un siniestro, debes dar el aviso inmediatamente a la aseguradora para comenzar el tramite y poder recibir la indemnización si es que corresponde, siempre de acuerdo a lo estipulado en tu contrato de seguro.